Asesoramiento para ELEPEM en el marco de la emergencia sanitaria por Covid-19: La prevalencia de deterioro cognitivo en personas mayores institucionalizadas es superior a la de las no institucionalizadas. La inactividad física, así como la dependencia para las actividades básicas para la vida diaria, se asocian de forma negativa con el deterioro cognitivo y con menor calidad de vida en personas mayores institucionalizadas. Se plantean acciones dirigidas al residente y a su entorno, entendiendo este último como el entorno físico (arquitectura, organización de actividades), y el entorno personal (demás residentes, familia, cuidadores, Dirección Técnica).

  1. Con el residente: Aplicación de diversos soportes tecnológicos para estimulación cognitiva, movilidad general, estimulación de las Actividades de Vida Diaria (AVD). De este modo, podrán utilizarse desde consolas de videojuegos (exergames), videos con sesiones pre-grabadas en las que se plantee una serie de actividades a ser cumplidas por los residentes, material impreso para ejercicios de estimulación cognitiva, video llamadas y video conferencias, entre otros.
  2. Con el ambiente: Asesoramiento y acompañamiento a las ELEPEM en el desarrollo de entornos amigables para las personas mayores institucionalizadas. En cuanto al ambiente físico es importante lograr disminuir al máximo las barreras arquitectónicas y los factores de riesgo que puedan asociarse a caídas y fracturas en los residentes, pero a su vez es necesario que los residentes tengan la oportunidad de circuitos de deambulación segura de manera de mantenerse funcionalmente activos. En relación al ambiente personal de los residentes se considera que está representado por el entorno de cuidadores, la familia, el resto de los residentes, y la propia dirección de la institución. El nivel y calidad de relacionamiento entre todos estos componentes, determinará en gran medida la calidad de vida de la persona mayor institucionalizada y del clima general.
  3. Formación especializada: (a) Cursos y asesoramiento en Humanización de los Cuidados y en estrategias de comunicación con el fin de mejorar la calidad de los vínculos, prevenir situaciones de estrés y sobrecarga del cuidador, que pudieran derivar en situaciones de abuso o maltrato hacia los residentes, o aumentar el ausentismo laboral; (b) Asesoramiento a cuidadores y consulta con expertos, en forma presencial o a distancia, a partir de sus experiencias en el cuidado de mayores, tanto para consultar sobre situaciones concretas de la práctica profesional, como el entrenamiento básico en habilidades de estimulación para lograr el mantenimiento de las actividades que se les propongan; y (c) Entrenamiento para la mediación y facilitación de la comunicación con los familiares a través del uso de la tecnología (llamadas, videollamadas, videoconferencias, etc.), facilitando la conversación sostenida y a distancia entre los residentes y los familiares.
  4. Organización de actividades en la “nueva normalidad”. La reorganización de todos los recursos, incluidas las actividades de estimulación, recreación, y descanso, deben ser adecuadamente planificadas. Eso se logra desarrollando un nuevo cronograma que se adapte a las posibilidades del personal disponible, a la situación afectiva y funcional de los residentes, y a los medios a través de los cuales se vehiculizarán dichas actividades. Ello, puede incluir el asesoramiento por parte de especialistas en Gerontopsicomotricidad, con su visión integral e integradora de todas estas dimensiones para la adecuada coordinación de una nueva forma de funcionamiento de las ELEPEM; así com la disponibilidad de equipos profesionales para la estimulación integral de las personas mayores, en forma natural e interactiva en el manejo de TIC.

Capacitación funcionarios y personal de organizaciones en todo lo relacionado con el trato humanizado a las personas mayores, lo que implica, no sólo el respeto de sus derechos, sino asegurar su participación en la comunidad. Producción de contenidos de comunicación en temáticas vinculadas a las personas mayores y la humanización del trato.

Generación de guías de comunicación para medios y organizaciones.

Asesoría en contenidos de comunicación para medios tradicionales y redes sociales.

 

Organización integral de eventos vinculados a las personas mayores en diversas temáticas:

congresos, seminarios, talleres, charlas, hackatones, en modalidad presencial u online.

 

 

La propuesta de actividades de asesoría y apoyo técnico e investigación de la Fundación Astur se concentra en las temáticas que son prioritarias para generar insumos de políticas públicas o estrategias de acción privada para el segmento etario objetivo de la labor de la Fundación. Las áreas de acción que son consideradas prioritarias, pueden ser adaptadas a las necesidades de las organizaciones objetivo del apoyo requerido. A nivel de actividades concretas se basan en cuatro lineamientos que se consideran prioritarios: (i) Proyectos de intervención social; (ii) Envejecimiento activo; (iii) Capacitación y formación profesional; y (iv) Actividades de monitoreo y evaluación. La Fundación Astur ofrece a entidades públicas, nacionales y locales, así como a entidades privadas, con y sin fines de lucro, y a la cooperación internacional diferentes líneas de acción, en las que se dispone de una amplia experiencia.

  1. Monitoreo y acompañamiento al proceso de habilitación (acuerdos con MIDES–MSP–SNIC).
  2. Monitoreo y seguimiento al “levantamiento de observaciones” (MIDES- MSP-SNIC).
  3. Auditorías y monitoreo al proceso de RECERTIFICACIÓN que debería ser cada dos años. (Acuerdos MIDES-MSP–SNIC)
  4. Monitoreo y evaluación de proyectos en general

Ofrecimiento directo de cursos de capacitación en Cuidados, para la asistencia a situaciones de dependencia. En la actual coyuntura es posible ofrecer capacitación mediante teleclínicas para ajustar competencias y habilidades de los equipos técnicos para el trabajo en un contexto de “nueva normalidad”, esto es, incorporar protocolos seguros de manejo de situaciones emergentes de la pandemia y generar autoconfianza en los recursos humanos para que puedan sostener un encuadre presencial seguro y efectivo en sus resultados. Astur cuenta con aula propia, totalmente accesible, con todos los requerimientos y equipamiento necesario para la capacitación presencial y virtual en estas materias. Es una Entidad de Capacitación (ECA) autorizada por el MEC y por INEFOP para la impartición de los programas de Cuidados.

  1. Capacitación en Atención a la Dependencia (en el marco del Sistema Nacional Integrado de Cuidados).
  2. Capacitación en Humanización del Trato en la atención a personas mayores (empresas, comercios, instituciones públicas y privadas).
  3. Capacitación a diferentes roles (nocheras, encargadas, etc.), administración de recursos materiales y RRHH, “bolsa de trabajo” y RRHH de emergencia (cubrir licencias médicas, merma inesperada de RRHH, etc.).
  4. Capacitación en Humanización de la Salud (dirigido a centros de salud).
  5. Taller para comunicadores: Tratamiento del envejecimiento y la longevidad en medios de comunicación.
  6. Creación y Capacitación de Equipos de Evaluación de ELEPEM (MSP–MIDES–SNIC) Entrenamiento y pasantías.

Asesoramiento y asistencia técnica para instituciones y áreas de atención a personas mayores.

El objetivo de este servicio es acompañar y fortalecer el proceso de Mejora Continua e Implementación de Cuidados Humanizados en Establecimientos de Larga Estadía para Personas Mayores (ELEPEM), a la vez que mejorar la calidad de atención a las personas mayores en todas las organizaciones y áreas de estas (públicas y privadas), logrando una sociedad más equitativa y que defienda los derechos de todos los ciudadanos. Para ello, se plantea brindar asesoramiento, apoyo y conocimiento a quienes tienen trato directo con personas mayores, o quienes crean políticas o contenidos de comunicación.

  1. Asesoramiento para el diseño de políticas vinculadas a las personas mayores, en los diversos ámbitos de abordaje.
  2. Análisis de adaptación de infraestructura y humanización del trato en establecimientos públicos y privados, espacios abiertos y cerrados, para atención y uso adecuado de personas mayores.
  3. Análisis y asesoramiento para la adaptación de centros de salud para la atención humanizada y amigable con las personas mayores.
  4. Capacitación a diferentes roles (nocheras, encargadas, etc.), administración de recursos materiales y RRHH, “bolsa de trabajo” y RRHH de emergencia (cubrir licencias médicas, merma inesperada de RRHH, etc.).
  5. Estrategias de segmentación y complementación Interservicios (prestación de servicios entre ELEPEM). Lavaderos, compras, recreación, uso de infraestructuras, transferencia de residentes y servicios, profesionales específicos, áreas de rehabilitación, etc.
  6. Ampliación de la Oferta de Servicios con una óptica de complementación. Centros Diurnos, asesoramiento y acompañamiento a familiares de residentes, servicios pre ingreso, servicios especializados por patología o perfil (Alzheimer, quebradura de cadera, depresión, duelo, etc.).
  7. Asesoramiento para la generación de proyectos de comunicación adaptados a las necesidades e intereses de las personas mayores.

Para que la persona mayor curse su envejecimiento en forma activa y retrase lo más posible las situaciones de dependencia, es necesario que pueda acceder a servicios focalizados en esta población, que no están suficientemente desarrollados y disponibles.

  1. Puesta en marcha de Centros de Referencia para el Envejecimiento Activo (CREA), concebidos como espacios físicos (ubicados centralmente en la comunidad) que tienen como objetivo redefinir el papel de las personas mayores y promover su integración, motivándolos a salir de sus hogares y realizar nuevas actividades que fortalezcan sus capacidades cognitivas y físicas, y sus vínculos sociales. Los CREA, con metodología probada a través de cooperación técnica con el BID, promoverán el envejecimiento activo a través de la oferta de actividades en diferentes áreas de interés, formatos y frecuencia: actividades sociales y culturales, ejercicios físicos y cognitivos, interacción con su comunidad y participación intergeneracional. Los centros también ofrecen asesoramiento a las familias de los participantes en la promoción de la autonomía de las personas mayores, brindándoles apoyo a medida que avanzan hacia una dependencia moderada.
  2. Diseño de proyectos a medida para la puesta en marcha de programas destinados al envejecimiento activo, adaptados a las características de la población y de la organización objetivo (uso de tecnología, huertas familiares, nutrición, ejercicio físico, recreación, talleres de diversas temáticas, emprendimiento, información sobre derechos, salud, otros).
  3. Diseño e implementación de recursos de estimulación integral de las personas mayores residentes en comunidad, a través de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). Cápsulas audiovisuales, con abordaje interdisciplinar, destinados a mejorar la calidad de vida de las personas mayores que residen en comunidad a través de actividades audiovisuales de estimulación cognitiva, psicoafectiva, social y de acondicionamiento físico general.